Síguenos!

Tribuna Dominicana

  • Publicación abril 2015
    Cuando hacemos daimoku (Nam-myoho-renge-kyo) por nosotros mismos y por los demás, y avivamos la fogata de esa sabiduría suprema, nuestra vida cambia. También podemos cambiar nuestro karma. Así, podemos transformar positivamente cualquier medio ambiente

Budismo Nichiren

  • El Budismo nació cuando un joven príncipe llamado Siddharta Gautama despertó a las realidades de la vida que trascendían su propia experiencia personal.

    Aunque su padre, el Rey, había tratado de protegerlo de la cruda realidad de la vida, el príncipe Siddharta obtuvo un profundo aprendizaje de lo que se ha llegado a conocer como los “cuatro encuentros”. Según la tradición budista, en varias incursiones fuera de los confines del palacio, vio a un hombre consumido por la vejez, a una persona enferma y un cadáver. El cuarto encuentro fue con un asceta religioso cuyo aire de serena dignidad inspiró a Gautama a abandonar el palacio y a embarcarse en una búsqueda de la solución al sufrimiento.

    En cuanto a los seres humanos, este proceso natural de nacimiento, vejez, enfermedad y muerte se denomina “Los cuatro sufrimientos”.

    historiaContinuando su búsqueda, a los treinta años de edad, Siddharta pudo abrir un vasto reino en el interior de su vida. Había tomado conciencia de que podía pasar por el proceso natural de la vida de una manera que no constituiría un sufrimiento. Su perspectiva se llegó a conocer con el nombre de las Cuatro Virtudes:

    • Eternidad
    • Felicidad
    • Verdadero yo
    • Pureza

    La Verdadera naturaleza de una vida iluminada es pura y eterna y quienes se encuentran en este estado manifiestan su verdadero yo y disfrutan de la felicidad absoluta.

    Esto convierte al budismo en una enseñanza humanista y verdaderamente democrática.

    El budismo llegó a Japón en el siglo VI. Durante mucho tiempo todas las escuelas budistas estuvieron patrocinadas por el Estado y fueron desarrollando complejas prácticas que se hicieron inaccesibles para el hombre común. Con la aparición de clases guerreras en el siglo XIII y la declinación de la aristocracia, emergieron nuevas formas más populares del budismo. Entre estas nuevas escuelas budistas, la de Nichiren Daishonin (1222-1282) reconoce y enfatiza la supremacía del Sutra del Loto sobre las otras enseñanzas budistas. Por medio de esta Ley, las personas pueden descubrir ese potencial inherente dentro de su propia vida y lograr una armonía creativa con el medio ambiente.

    Esta filosofía representa el vehículo para la transformación de las personas, al mismo tiempo permite desarrollar la sabiduría para entender y realizar acciones, comprendiendo la profunda conexión que existe entre nuestra felicidad y la de los demás.

    Fuente: Revista Esperanza, julio-agosto 2008, pág. 39, SGI-USA

› más información

Viviendo el Budismo

  • El Movimiento Budista SGI

    El Movimiento Budista SGI

» ver vivencias en el budismo

Joyas del Corazón

  • 24 de Abril

    Aunque sea una persona sencilla,
    quiero mantener siempre una sonrisa cálida
    como la brisa de primavera.
    Quiero que la esperanza arda en mí
    como un sol resplandeciente.
    Deseo cultivar el saber
    mientras dialogo con el claro de luna.
    Anhelo ser alguien que brilla
    con la pureza inmaculada de la nieve.

    Daisaku Ikeda

Pagina de inicio  |   Contacto  |  © 2014  |  Powered by Rubycom
© Soka Gakkai Internacional de la República Dominicana. Todos los derechos reservados.